Ciudad México .com.mx
Inicio

 

 

 

04.15.2014

Historia


Zonas


Imágenes


Sitios Arqueológicos


Atractivos


Cercanías


Museos


Festivales


Expos y congresos


Hospedaje


Gastronomía


Compras


Vida nocturna


Información General


Transporte


Espectáculos


Deportes


Peques


Educación


Mapas


Embajadas


Grupos de participacion ONG's


Enlaces


Contacto


Mapa del sitio

 

 

 



Panteón Francés
Atractivos de la Ciudad de México

Dirección: Av. Cuauhtemoc esq. Baja California
Zona:
Colonia Roma
Metro: Centro Médico

 

La frase "Heureux qui mort dans le seigneur" (Dichoso aquel que muere en el Señor) marca la entrada a este cementerio y delata a su vez el origen extranjero de muchos de sus ocupantes, algunos de ellos, pertenecientes a las familias más encumbradas de la época porfiriana.

El Panteón Francés de la Piedad se localiza sobre Avenida Cuauhtémoc a un paso de la Colonia Roma y del Centro Médico Nacional Siglo XXI. Su origen se remonta al siglo XIX cuando fue promovido por varios empresarios particulares ante el hacinamiento que empezaban a presentar algunos cementerios de la ciudad. Para su diseño se tomaron como referencia algunos de los panteones de la capital francesa, especialmente el de Montparnasse y el de Pere Lachaise. De tal suerte, este cementerio fue trazado en torno a una gran calle central que remata en la capilla funeraria en torno a la cual se encuentran todos los mausoleos.

Adentrarnos en ese este sitio nos remite a otro tiempos en una atmósfera serena, sobria y elegante ajena al bullicio de las calles aledañas. Es un mundo de pequeños palacios, de columnas, de cúpulas, de magníficas esculturas y portadas que reflejan la dignidad que tuvieron alguna vez sus ocupantes, grandes empresarios y millonarios de principios del siglo XX que hicieron aquí su morada eterna. Braniff, Torres Adalid, Gaspar Rivera, entre otros son algunos de los nombres inscritos en las lápidas y monumentos funerarios, muchos de ellos realizados por los más destacados arquitectos y artistas de la época, quienes en estas obras pudieron dar libre expresión a sus ideas a través de variados símbolos y esculturas. De la ligera sobriedad gótica de la capilla funeraria a la profusión de columnas y ornamentos de algunas de las tumbas,  que en conjunto integran uno de los ejemplos más armónicos de arquitectura ecléctica mexicana de su tiempo, una auténtica ciudad de muertos en medio de la ciudad de los vivos.

Con el paso del tiempo, se siguen conservando varias interesantes obras en el lugar, como el Memorial a los Caidos en la Segunda Guerra Mundial entre otras, sin embargo, el olvido y el paso del tiempo está provocando daños irreperables en algunos de los mauselos, situación que podría revertirse y financiarse con los ingresos que los visitantes podrían aportar al lugar mediante el establecimiento de visitas guiadas a algunas de las tumbas de sus célebres personajes, que además de proporcionar los recursos económicos suficientes para restaurarlos, representaría un acto de memoria y recuerdo, un homenaje a su pasado, además de una enriquecedora experiencia artística e histórica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ampliar imagen

 

 

 

 

 

ciudadmexico.com.mx  México, D.F. 2009. Derechos Reservados.